"No debemos olvidar en ningún momento –cualesquiera sean las diferencias de apreciación– que las opciones que nos ofrece la vida política argentina son limitadas. No se trata de optar entre el general Perón y el arcángel San Miguel. Se trata de optar entre el general Perón y Federico Pinedo. Todo lo que socava a Perón, fortalece a Pinedo, en cuanto él simboliza un régimen político y económico de oprobio y un modo de pensar ajeno y opuesto al pensamiento del país”. Raul Scalabrini Ortiz

jueves, 10 de septiembre de 2009

De agrupaciones blogueras



Mirarse el ombligo fue una costumbre cristiana primitiva ideada por los monjes hesicastas de la Iglesia griega ortodoxa.

Según San Juan Clímaco, un hesicasta es aquél que lucha por mantener dentro de su cuerpo las cosas incorpóreas como la mente. Usando una técnica de rezos integrada con la respiración, los monjes acostumbraban a dejar caer la cabeza durante la meditación y, por ello, se les conocía como omphalopsy choi o “observadores del ombligo”, pues algunos creían que el centro del alma humana se encontraba en el centro del cuerpo, en el ombligo, al que, por otra parte, otorgaban importancia como nexo de unión con la vida.

Recitar continuamente un padrenuestro y controlar la respiración, permitía al monje llegar a un estado de éxtasis religioso. San Gregorio Palamas —teólogo ortodoxo— describió la técnica de la siguiente manera:

“No pasaría nada si, especialmente en el caso de los principiantes, se les enseñara a mirar su interior y dirigir la mente hacia dentro con el método de la respiración…, hasta que, con la ayuda de Dios, avanzando hacia una perfección mayor, hicieran que su espíritu fuera impermeable e impenetrable a todo lo que tienen alrededor. Entonces, serían capaces de envolverlo como una cinta enrollada alrededor de un cilindro sólido”.

Aquellos que observaban a los monjes en su meditación, les veían encerrados en sí mismos, concentrados y sin importarles nada más que lo que atañía a su propia persona. Y con la cabeza caída y la mirada fija en su ombligo.


Fuente: 1de3


6 se arrimaron al fogón:

Anahí 10 de septiembre de 2009, 16:39  

Telepatía don alérgico. Soy asidua lectora y a veces comentarita de blogs. Y hace unos días empecé a sentir la sensación de que algunos post tenían algo de ombliguismo. Y no me refiero a las distinas formas de agruparse sino a cierto rintintín (qué antigüedad) y cripticidad (neologismo) de secta que creí advertir en algunos de los post a los que refiero. Espero, confío y fundamentalmente apuesto a que será una etapa de "enfermedad infantil" pasajera

Fernando Bonatto 10 de septiembre de 2009, 18:06  

si pudiera pegar una imagen seria de la Buda o sus monjes, meta ombligear nomas mientras a su alrededor se cagan de hambre

Anónimo,  12 de septiembre de 2009, 8:23  

Falta citar la fuente del artículo: http://www.1de3.com/2005/02/17/mirarse-ombligo/

Fernando J. Baez 12 de septiembre de 2009, 10:17  

Tiene razón anónimo, mis disculpas. La fuente es correcta.

burgues asustado 20 de septiembre de 2009, 14:39  

me había salteado el post...muy bueno Fernando muy bueno!

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP