"No debemos olvidar en ningún momento –cualesquiera sean las diferencias de apreciación– que las opciones que nos ofrece la vida política argentina son limitadas. No se trata de optar entre el general Perón y el arcángel San Miguel. Se trata de optar entre el general Perón y Federico Pinedo. Todo lo que socava a Perón, fortalece a Pinedo, en cuanto él simboliza un régimen político y económico de oprobio y un modo de pensar ajeno y opuesto al pensamiento del país”. Raul Scalabrini Ortiz

martes, 16 de junio de 2009

EL PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD RURAL DE CONCORDIA TAMPOCO TIENE PROBLEMAS EN HACERLO.

Fuente: PAGINA POLÍTICA



Dura denuncia sobre un dirigente de la Rural

Eduardo Beswick, presidente de la Sociedad Rural de Concordia, supo ser un ferviente militante de los cortes de ruta y orador en los actos durante el conflicto con el campo. Hoy se encuentra con una causa en la Justicia pagos en negro, amenaza de muerte y robo de DNI.

El presidente de la Sociedad Rural de Concordia, Eduardo Beswick, fue denunciado judicialmente por un matrimonio que vivía y trabajaba en uno de sus campos. Según consta en la presentación, Beswick hasta les habría advertido el “no tener problema en matarlos”. La causa está en manos del Juzgado de Instrucción Nº 4 de Concordia y tomó conocimiento la Delegación de Derechos Humanos local. Asimismo, la Dirección Provincial de Trabajo realizó un operativo detectando trabajo en negro en dicha quinta.

Fabiana Andrea Unrrein y Eduardo Gamboa trabajaban la quinta “Santa Catalina” (Colonia San Bonifacio), propiedad de Eduardo Beswick. Unrrein hacía trabajo de limpieza de 16 horas semanales y recibía un sueldo de $150 que luego fue aumentado a $200. Gamboa, en tanto, hacía tareas de mantenimiento y oficiaba de tractorista, recibiendo por ello unos $1.500 pesos mensuales, trabajando 9 horas diarias de lunes a sábados.

El ex tractorista del campo de Beswick relató a Diario Río Uruguay que “primero estaba trabajando en el campo con otro muchacho, después quede solo”, informando que “eran 173 hectáreas”. Según narró el trabajador, “me pagaba un sueldo de tractorista, de $1500, todo en negro”. Pero Gamboa aspiraba a obtener un ingreso de $1.800 por su trabajo, aspiración que nunca fue correspondida.

“Es un tipo muy audaz, muy prepotente. Y yo le decía que como mujer me debe el respeto”, recuerda Unrrein.

El pasado 25 de abril “llegó el señor Beswick, preguntó por Gamboa (su esposo), le dije que no se encontraba, que había salido por un asunto familiar y me dijo que se tenía que presentar a trabajar sí o sí, y que lo iba a denunciar por abandono de trabajo. A lo que la mujer le habría espetado: “Vos lo echaste”.

La discusión se habría dado luego que Gamboa fuera despedido por tercera vez, por Eduardo Beswick. El tractorista recordó que “él (por el ruralista) varias veces me había echado. Dos veces más anteriormente”. Pero luego venían una serie de disculpas, mediante las cuales era convencido para volver a trabajar en “Santa Catalina”. Gamboa hoy se lamenta de haber cedido, ya que entiende que “no es un tipo honesto como decía, es prácticamente un negrero”.

Sobre aquella discusión con Beswick, su ex empleada doméstica recuerda: “Me decía que yo me la pasaba rascando, que yo no le limpiaba la casa, le dije que a veces podía limpiar de mañana y otras lo podía hacerlo de tarde, y luego me trató de muertos de hambre, que él nos había salvado”. Fue allí donde la empleada intentó poner punto final a los insultos “porque le estaba faltando el respeto a una mujer, y el seguía insultándome”.

A la justicia

Como la discusión iba tomando otro cariz, al final “le dije que lo iba a ver con los abogados, ahí me contestó: que vas a tener abogados vos, sino sabés nada de abogados, se aprende, le contesté yo y él me seguía insultando mientras se iba”, detalló Unrrein.

En su exposición ante la Policía, que luego fue elevado al Juzgado 4º, Gamboa contó que el ruralista emitió “palabras irreproducibles” a su señora, “y a sus hijos que se encontraban en ese momento en el lugar”.

Según señaló la exposición concretada en la Comisaría de La Criolla, Beswick además se habría apropiado del DNI de Gamboa, bajo la promesa de blanquearlo laboralmente, situación que no se habría concretado, así como tampoco la devolución del documento de identidad. “Él me pidió el documento para poder blanquearme, pasaron dos meses, nunca me blanqueó y nunca me lo devolvió”, afirmó Gamboa.

En tanto que de acuerdo a lo testimoniado por Unrrein, Beswick actuó “diciéndole todo tipo de barbaridades, amenazándola con palabras. No me cuesta nada matarlos si los chorros salen por la otra puerta”, les habría manifestado. Advirtiéndoles que tenían pocos días para “que saquen las cosas y se retiran todos y que no les iba a pagar nada”.

La denuncia fue recibida por el jefe de Comisaría de La Criolla, Sub Comisario Víctor Fernández.

Archivo

Pero Beswick tuvo la oportunidad de referirse públicamente a aquellas personas que, como Fabiana Unrrein en su campo, también cobran un ingreso de $150 para su subsistencia. Lo hizo en un acto multitudinario organizado por el agro en su lucha contra la resolución 125 que impulsaba las retenciones móviles a la exportación de granos.

Según al archivo de Diario Río Uruguay, el 14 de mayo de 2008 criticó la política de los planes Trabajar, preguntando “a ver cual de esas manitos conocen una pala”. Luego señaló ante más del 1.500 personas, que desde el sector “hemos tenido paciencia para escuchar muchas mentiras” en los últimos “25 años de democracia”.

Trabajo solicitó explicaciones

Días antes de aquella discusión entre el presidente de la Sociedad Rural con sus empleados, se concretó una inspección realizada por el Ministerio de Trabajo, con fecha 22 de abril de 2009 a las 9:10 horas, donde se constató la situación de ambos trabajadores en “ACTA N º 629147 del MTEySS en el marco del un procedimiento del Plan Nacional de Regularización del Trabajo”.

El operativo se efectuó en la mencionada quinta Santa Catalina ubicada en zona de Colonia San Bonifacio. Intervinieron los inspectores, Serrano, Anisky, Emilio Pérez y Martín Brites.

A partir de ese accionar del Estado, se labró el expediente de reclamo “por ante D.P. Trabajo Nº 014-0548/09. Audiencia fijada para el día 4 de junio de 2009”. A esa citación Beswick no asistió, enviando en su lugar a uno de sus abogados.

En tanto que el delegado de Derechos Humanos de la provincia en Concordia, Rubén Bonelli, tomó conocimiento de la denuncia y concurrió al domicilio de Gamboa y Unrrein para interiorizarse del caso.




3 se arrimaron al fogón:

el fundamentalista 16 de junio de 2009, 16:51  

Estimado Fernando. Grata alegría me produjo escuchar su nombre en el progama Café las palabras y mucho vas saber que recibió tamaño premio.

Saludazos.

...*LuNa*... 16 de junio de 2009, 17:30  

Me reencuentro con tu blog, lo conocía desde el año pasado y creo que aportaste producciones propias acerca del conflicto con el "campo" que fueron marginales respecto a la poca circulación que tuvieron discursos como estos, por eso son valiosos. Veo que seguís adelante con el blog, yo también inicie un pequeño emprendimiento.

Saludos y muchos éxitos.

Luna.

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP